Fotos Asociación GAIA

Uno de los objetivos iniciales del proyecto Ecovilla Gaia fue la educación, ya que creemos que necesitamos renacer como especie para rehabitar pacíficamente el planeta.

El haber participado en el seminario de Educación, Sustentabilidad y Espiritualidad organizado por el Gaia Trust en Dinamarca en 1998, nos permitió compartir con otros nuestras visiones y proyectos.

Durante estos años hemos ofrecido varios talleres y cursos de nivel internacional como, Curso Certificado de Diseño de Permacultura, Curso de Diseño de Ecovillas, Taller de Vida Comunitaria, Taller de Construcción Natural, Curso de Producción de semillas orgánicas de polinización abierta, Taller de Danzas Sagradas, Curso Intensivo de Aromaterapia, etc.

Participaron de los mismos un gran número de estudiantes de más de 30 países.

También desde el inicio recibimos voluntarios que vinieron con deseos de colaborar y compartir un tiempo con nosotros.

Gracias al camino recorrido hemos ido descubriendo algunas de las motivaciones que traen los estudiantes y los diferentes procesos personales por los que pueden ir atravesando. También vimos que la mayoría de los voluntarios, necesitan previamente entrenamiento y adquisición de habilidades básicas para poder entender el sistema permacultural, y así poder desarrollar las diversas actividades que aquí realizamos.

En base a esta experiencia, hemos diseñado un  Curso de Diseño de Ecovillas basado en la permacultura, aprendiendo y explorando la vida sustentable para que la experiencia sea más continente, enriquecedora y placentera para todos.

Lo que ofrecemos es compartir por unos días la vida en la Ecovilla, para que los participantes puedan experimentar el sentido profundo de vivir en un lugar donde gran parte de las necesidades básicas son autosuficientes, basado en una forma de vida de simplicidad voluntaria. Es una forma de acercarse a la Permacultura por la vivencia y la intuición.

Gran parte de los alimentos provienen del huerto, y son cocinados en hornos solares o utilizando leña del lugar. Nos duchamos con agua calentada por colectores solares. La electricidad con la que alimentamos las computadoras, vemos videos y nos iluminamos por las noches es producida por una mini-granja eólica (autónoma de la red). Y nos vamos a dormir tranquilos, sabiendo que todos los residuos (incluidos baños secos y aguas grises) están siendo reciclados en el lugar, para nutrir el suelo de los próximos cultivos.

Partimos de la base que para honrar al planeta, es necesario tener una actitud diferente en la forma de relacionarnos con la naturaleza y entre nosotros. Es por eso que aspiramos a generar un nuevo sentido de colaboración y servicio para formar las bases de una sociedad sustentable, para dejar atrás los patrones mecánicos y repetitivos de la mente newtoniana, para alcanzar un nuevo paradigma basado en el ECOCENTRISMO. Tratamos de fomentar el conocimiento intuitivo basado en la experiencia directa.

El pensamiento racional por ser lineal, fijo y analítico suele dar origen a un pensamiento egocéntrico, mientras el pensamiento intuitivo es la base de una profunda conciencia ecológica.

Queremos valorizar las tareas simples y cotidianas, que nos conectan con el orden natural y la escala humana, a diferencia de lo extraordinario que sustenta a la sociedad de consumo.

Nos une la necesidad de explorar, de vivir y compartir juntos la grandeza de la vida. Planteamos los programas como una oportunidad para reaprender a vivir más plenamente. Intentamos dar espacio a los intereses personales de cada estudiante. Las tareas de grupo nos permiten fomentar el sentido de cooperación, de interdependencia, la capacidad critica, y también entender la importancia de participar activamente en las decisiones con responsabilidad, lo que significa una actitud responsable para con el pedacito de planeta que nos toca celebrar.

Este proceso educativo también nos ayuda a todos en nuestro crecimiento personal. Los estudiantes también se convierten en nuestros maestros, nos inspiran con su entusiasmo y alegría, y nos brindan devoluciones que nos ayudan a seguir mejorándonos como personas y como organización.

Características comunes a todos los programas

El costo de los programas incluye alojamiento y comida naturista.

El pago debe realizarse por completo al inicio y no es reembolsable.

En caso de necesidad de viaje temporario, avisar con una semana de anterioridad.

El participante no puede durante su estadía recibir pago por las tareas desarrolladas en el lugar.

Los organizadores pueden suspender el programa, si el participante no respeta las pautas básicas de convivencia en el lugar.

Las vacantes para cada programa son limitadas y la solicitud de inscripción debe hacer con anticipación suficiente.

Para los participantes extranjeros, se requiere tener un seguro internacional de salud y la visa de permanencia en el país en regla.

Se solicita el respeto por los horarios (Varían según programa y época del año).

Los participantes deberán traer bolsa de dormir o sábanas (hay 2 mantas por cama), toalla y elementos de aseo personal, linterna, ropa de trabajo y algo de abrigo. Botas de goma o calzado adecuado para no humedecerse los pies con el rocío de la mañana. Y todo lo que crean útil para completar la experiencia. (Instrumentos musicales, materiales artísticos, etc.)

Las comodidades son sencillas. Las habitaciones son compartidas (hay para hombres y otras para mujeres), con camas cuchetas y mantas. Los baños son ecológicos y compartidos entre dos habitaciones. Los participantes deberán mantener el orden de las habitaciones, y también colaborar con la limpieza y orden de los espacios comunitarios.

Si algún programa es de tu interés, escribinos así empezamos a definir detalles. Y ante cualquier inquietud no dudes en comunicarte con nosotros, estamos abiertos a escucharte.

Suscribite al Permaboletín
Noticias
Aviso