Fotos Asociación GAIA

En un documento producido por todos los representantes de los gobiernos reunidos en Río 92 como estrategia para cambiar el rumbo del descalabro ambiental que sigue la civilización.

La agenda 21 pide un cambio en los patrones de consumo, para examinar la demanda de recursos naturales generados por consumo insostenible y busca usar la menor cantidad posible de recursos y reducir la contaminación.

Asentamientos humanos sostenibles

Toda construcción en su funcionamiento previene la polución en varias formas, por un uso cuidadoso del agua y reciclado de residuos y desechos humanos. Así mismo el proyecto busca un alto nivel de sustentabilidad económica. Tratando que la mayor parte de las actividades se realicen es el lugar, se disminuye al máximo la pérdida de tiempo y de energía por viajes.

Protegiendo la atmósfera

El uso de artefactos eléctricos de bajo consumo, el calentamiento de agua por el sol, de cocinas solares, horno de leña de alta eficiencia y el diseño bioclimáticos de las construcciones hacen de la Ecovilla un modelo que no influye negativamente sobre el cambio climático global. Luego de una profunda investigación ya está en funcionamiento un sistema integral de producción de energía por aerogeneradores.

Agricultura sustentable 

Uso del suelo Aplicando las propuestas de Permacultura se logra que el suelo a lo largo de décadas mejore su calidad con relación a la que naturalmente poseía. Evitando el uso de agroquímicos cumplimos el llamado de la agenda 21 por un ambiente no contaminado. Combatiendo la deforestación A través de un importante proyecto de reforestación nos proponemos producir más oxígeno que el dióxido de carbono generado por la actividad de la Ecovilla. Ya hemos plantado más de 600 árboles (frutales y de cortina de viento) y arbustos.

Conservación de la diversidad biológica

Con relación al pedido de la Agenda 21 por el estímulo al uso de métodos tradicionales de agricultura, agroforestación y mantenimiento de la vida silvestre, la Ecovilla contribuye a la conservación y al incremento de la biodiversidad por sus actividades de forestación, uso de numerosas especies ancestrales de cultivos alimenticios y el mantenimiento de espacios donde se mantienen los ciclos de la naturaleza sin la alteración del ser humano.

Educación, entrenamiento y difusión al público

La Ecovilla cumple esta recomendación de la Agenda 21 por desarrollar cursos con relación a los temas de sustentabilidad, ofreciendo visitas educativas a los visitantes y materiales impresos. La principal experiencia educativa es que viviendo unos días en la Ecovilla se puede aprender como al hacer algunos cambios en los patrones de consumo se puede lograr un gran impacto en el ambiente.

Suscribite al Permaboletín
Noticias
Aviso